ELECTROCASO 82

Información del caso clínico

Nivel de Dificultad:  

Mujer de 50 años, con antecedentes de cardiopatía isquémica estable (infarto de miocardio hace 4 años) HTA y Diabetes Mellitus tipo II, con buen cumplimiento terapéutico, acude a consulta para control de sus patologías de base. Se realiza el siguiente electrocardiograma:

Señale la opción correcta.

La frecuencia cardíaca aproximada son 75 latidos por minuto porque entre cada 2 QRS sucesivos es de 4 cuadros grandes. El ritmo es de origen sinusal porque las ondas P son positivas en las derivaciones de cara inferior (DII, DIII y aVF) y negativas en aVR.

La onda P muestra altura menor de 2.5 mm y anchura menor de 0.12 s (3 cuadritos) por lo que se descartan crecimientos auriculares. La conducción entre aurículas y ventrículos es normal porque el intervalo PR dura menos de 0.20 segundos (1 cuadro grande). Esto descarta los bloqueos auriculoventriculares.

Al analizar el complejo QRS apreciamos voltajes normales, lo que descarta hipertrofias ventriculares, sin embargo, la anchura del QRS es > 0.12 segundos. El ensanchamiento del QRS indica que la conducción dentro de los ventrículos está retrasada, esto apunta a la existencia de un bloqueo de rama.

Una vez detectado un trastorno de la conducción intraventricular, es importante definir si se trata de un bloqueo de rama derecha o un bloqueo de rama izquierda.

En ambos casos hay unos elementos comunes:

Para diferenciar cuál de las ramas está bloqueada, nuestra recomendación es fijarse en la derivación V1. Recordamos que V1 es una derivación monopolar que “mira al corazón” desde arriba a la derecha. Si en V1 el complejo es predominantemente negativo, se trata de un bloqueo de rama izquierda, en cambio, si es un complejo positivo (habitualmente con morfología rSR´) se trata de un bloqueo de rama derecha.

Si continuamos con nuestro análisis, podemos apreciar que,  en este caso,  se presentan alteraciones de la repolarización, fundamentalmente en las derivaciones que exploran el lado izquierdo del corazón (V5, V6, DI y aVL), que se justifican por el propio bloqueo de rama izquierda.

Llegados a este punto, es importante insistir en la importancia de analizar el electrocardiograma de forma sistemática y ordenada, y este es un buen ejemplo; ya que en este caso las alteraciones de la repolarización se explican por la presencia de un bloqueo de rama.

Autor: Sandra Campanioni Montero

Bibliografía:
Blanco Vidal M, Fernández-Obanza Windscheid E. Electrocardiografía básica. Aproximación práctica a la lectura del EKG. 4ª edición 2020