ELECTROCASO 13

Una paciente con ondas T negativas …

Información del caso clínico

Nivel de Dificultad:  

Dificultad Intermedia

Mujer de 65 años de edad con antecedentes de diabetes mellitus tipo 2, hipertensión arterial, obesidad y dislipidemia, que acudió al servicio de Urgencias por cuadro de dolor precordial opresivo desencadenado en reposo, de menos de 30 minutos de duración. A su llegada a urgencias se encuentra asintomática y se realiza el electrocardiograma que se muestra en la imagen.

Wellens Tipo 1

¿Qué arteria coronaria cree que está afectada en esta paciente?

Señale la respuesta correcta en base al caso propuesto anteriormente.

El trazado muestra un ritmo sinusal a 66 lpm aproximadamente. Los hallazgos clave son ondas T prominentes en las derivaciones precordiales V1-V4. Estos hallazgos, especialmente en el contexto de molestias torácicas de tipo angina u otros síntomas isquémicos, son altamente sugestivos de una estenosis de alto grado de la arteria coronaria descendente anterior izquierda proximal. Este patrón también se conoce como síndrome de Wellens.

Los pacientes con este hallazgo de ECG tienen un riesgo muy alto de infarto de miocardio anterior importante a corto plazo.

En esta paciente, a pesar de estar asintomática en el momento de la atención, se le realizó coronariografía urgente que mostró una estenosis del 95% en DA proximal, implantándose con éxito un stent farmacoactivo con buen resultado.

Diagrama coronario

Los electrocardiogramas posteriores mostraron resolución de la inversión de la onda T.

Electrocardiograma Wellens tras cateterismo

Revisión:

El síndrome de Wellens es una entidad caracterizada electrocardiográficamente por la presencia de ondas T invertidas o bifásicas en precordiales derechas. Fue descrito por Wellens y Zwaan en la década de los 80 y corresponde a un subtipo de angina inestable con alto riesgo de progresar a infarto agudo de miocardio de la cara anterior; estos hallazgos predicen con una alta sensibilidad y especificidad la afectación de la porción proximal de la arteria descendente anterior, requiriendo una estrategia invasiva temprana con el objetivo de evitar sus complicaciones.

El síndrome de Wellens puede presentar dos tipos diferentes: el tipo 2 (representado en la imagen del caso clínico), es el más frecuentemente encontrado y se caracteriza por la presencia de ondas T invertidas, profundas y simétricas en precordiales derechas, aunque también pueden encontrarse de V1 a V5; y el tipo 1, encontrado en el 24% de los casos, presenta ondas T bifásicas en las derivaciones V2 a V3 con una elevación insignificante o inexistente del segmento ST.

WELLENS TIPO 2

Síndrome de Wellens tipo 1 caracterizado por presencia de ondas T bifásicas en derivadas del plano horizontal.

La incidencia es del 10–15% del total de los síndromes coronarios agudos, y los mecanismos asociados a los cambios electrocardiográficos no han sido dilucidados con claridad; se habla de la posibilidad de un miocardio aturdido por reperfusión, debido a la oclusión del flujo de la arteria descendente anterior que se restablece espontáneamente; y se cree que otros elementos como el espasmo coronario, la sobrecarga ventricular derecha, la enfermedad microvascular o los trastornos inespecíficos de la repolarización miocárdica, puedan estar involucrados en su aparición.

Entre los criterios diagnósticos destaca la ausencia de ondas Q patológicas, con una elevación insignificante del segmento ST (<1mm), progresión normal de la onda R en las precordiales y enzimas miocárdicas normales o sutilmente elevadas. Está asociado a síntomas de angina inestable; sin embargo, este patrón electrocardiográfico se observa en periodos libres de dolor en el momento de realizar el electrocardiograma.

La realización de una prueba de estrés cardiaca está contraindicada en estos pacientes debido a que incrementa la demanda de oxígeno en el miocardio y puede generar desenlaces fatales para el paciente.

El Síndrome de Wellens es de difícil diagnóstico y requiere de una alta sospecha clínica, ya que las ondas T negativas no solo están presentes en éste, sino también en otro tipo de patologías, tales como: miocarditis, hipertrofia ventricular izquierda, embolismo pulmonar, síndrome de Wolff-Parkinson-White, efectos digitálicos, eventos isquémicos y patrón de onda T juvenil; además los pacientes están asintomáticos en el momento de la toma del ECG y las enzimas cardiacas son poco relevantes en estos casos, llevando a la interpretación de los cambios electrocardiográficos como inespecíficos.

 

BIBLIOGRAFÍA

Cardona-Vélez, J. Ceballos-Naranjo, L. Síndrome de Wellens: mucho más que una onda T. Arch Cardiol Mex 2018;88:64-67
H. Mai, X. Lan, D. Lu, et al. Wellens’ Syndrome with a proximal left anterior descending artery occlusion. Clin Case Rep., 4 (2016), pp. 558-560
S.Z. Win Htut Oo, K. Khalighi, A. Kodali, et al. Omnious T-wave inversions: Wellens’ syndrome revisited. J Community Hosp Intern Med Perspect., 6 (2016), pp. 32011
S. Ozdemir, T. Cimilli Ozturk, Y. Eyinc, et al. Wellens’ Syndrome – Report of two cases. Turk J Emerg Med., 15 (2016), pp. 179-181
C.A. Carvajal, D.J. Ardila. Síndrome de Wellens: reconociendo el peligro. Rev Colomb Cardiol., 22 (2015), pp. 244-248

 

AUTOR: campuscardio.com