ELECTROCASO 23

Varón de 78 años de edad que presentó, hace 3 días, un episodio de dolor torácico por el que no consultó

Información del caso clínico

Nivel de Dificultad:  

Se trata de un varón de 78 años de edad, acude a nuestra consulta por leve disnea y astenia en los últimos días. Relata que hace, aproximadamente, una semana presentó un cuadro de dolor epigástrico acompañado de sudoración, que duró unas dos horas, cediendo progresivamente. El paciente interpretó los síntomas como una indigestión, por lo que no consultó al médico.

La tensión arterial en el momento de ver al paciente es de 125/85 mmHg. La auscultación cardiopulmonar no objetiva soplos ni datos de congestión pulmonar. Se realiza el siguiente electrocardiograma.

ecg

Preguntas del caso

¿Qué se observa en el trazado electrocardiográfico?

Si seguimos la sistemática de análisis, podemos concluir lo siguiente:

El trazado muestra un ritmo sinusal a, aproximadamente, 50 latidos por minuto (6 cuadros grandes entre cada QRS), con una onda P de morfología normal y positiva en las derivaciones que exploran la cara inferior, en relación con un ritmo originado en el nodo sinusal. El intervalo PR es normal (<0.20 s) lo que descarta bloqueos auriculoventriculares. El complejo QRS es estrecho y los voltajes no son elevados. Sin embargo, en las derivaciones de cara inferior (II, III, aVF) se aprecia una onda Q profunda. No hay alteraciones en el segmento ST, pero en las mismas derivaciones inferiores se observan ondas T negativas acompañando a la Q antes mencionada. El intervalo QT es normal.

Es cierto, que el primer hallazgo con el que nos encontramos es que el paciente tiene bradicardia sinusal, sin embargo, esto no es lo relevante en este trazado. La existencia de ondas Q profundas en cara inferior sugieren que el episodio que el paciente confundió con indigestión hace una semana, en realidad, era un infarto de miocardio.

ecg-en-la-cardiopatia

Como vemos en la imagen superior, si el compromiso de la perfusión se mantiene, el evento isquémico evoluciona en pocas horas desde la isquemia hasta la necrosis. La presencia de ondas Q localizadas en cara inferior sugieren necrosis a ese nivel secundaria a un infarto que pasó desapercibido en este paciente.

No todas las ondas Q resultan patológicas.

ondaq

Se definen las ondas Q patológicas cuando cumplen algunas de las siguientes características: duranción ≥0.04 segundos (un cuadrado pequeño en el papel milimetrado del ECG), una profundidad > 1/3 de la onda R que le sigue, o aparecer en derivaciones donde habitualmente no se encuentra la onda Q (V1-V3).

Además de la aparición de las ondas Q, los cambios electrocardiográficos en el infarto de miocardio presentan otras variaciones a lo largo del tiempo, lo que nos permite hacer una estimación del momento evolutivo del proceso.

ekg de un infarto

Como vemos en la imagen superior, las ondas Q patológicas, acompañadas de inversión de la onda T en esas derivaciones, apuntan a un infarto ocurrido días antes, como es el caso que mencionamos.

Para finalizar, recordamos que evaluando las derivaciones afectadas, podemos definir el territorio donde se ha producido el daño miocárdico.

Respecto a las demás respuestas, se descarta un bloqueo de rama izquierda porque la anchura del QRS no supera los 0.12 s (tres cuadritos). El patrón electrocardiográfico más frecuente en el TEP es la taquicardia sinusal y respecto al patrón S1Q3T3 (también sugestivo de TEP), tampoco se encuentra una onda S en la derivación DI.

Autor:

Campuscardio.com

Imágenes tomadas de: Blanco Vidal M, Fdez-Obanza Windscheid E. Electrocardiografía básica. Aproximación práctica a la lectura del EKG. 3ª edición 2019