Utilidad del imán en el paciente portador de marcapasos

RESPUESTA A LA APLICACIÓN DEL IMÁN. MODO MAGNÉTICO

Hemos visto las indudables ventajas de poder detectar la actividad intrínseca para hacer la estimulación cardíaca más fisiológica; sin embargo, en determinadas situaciones esa información puede resultar perjudicial para el funcionamiento del marcapasos.

Aunque la especificidad de la detección es elevada, no es perfecta y, en ocasiones, determinadas fuentes electromagnéticas externas, como el electrocauterio durante la cirugía, pueden producir interferencias. Estas pueden confundir al dispositivo que interpreta que hay actividad intrínseca y responde inhibiendo la estimulación cardíaca con posibles consecuencias hemodinámicas.

El imán colocado sobre el generador del marcapasos bloquea la capacidad de detección. Eso hace que el dispositivo comience a estimular en modo fijo (asíncrono); es decir, a una frecuencia fija independientemente de la existencia o no de ritmo intrínseco. En nuestra clasificación (Código NBG), denominamos a este tipo de estimulación V00 en los monocamerales (estimula ventrículo, no detecta en ningún sitio y no hace nada con esa información) o D00 en los bicamerales (estimula aurículas y ventrículos con un intervalo AV fijo corto, lo que permite estimular en ambas cámaras). Al alejar el imán, el dispositivo vuelve a la configuración inicial.

Utilidad del modo imán

El modo fijo o asíncrono tiene la ventaja de no detectar interferencias electromagnéticas o sobredetecciones de actividad cardíaca o extracardíaca, evitando que se inhiba inadecuadamente la estimulación cardíaca.

Aplicar un imán sobre el dispositivo tendrá utilidad en varios escenarios clínicos por lo que se volverá a mencionar en próximos capítulos:

– Opción útil en caso de intervenciones quirúrgicas urgentes para evitar interferencias electromagnéticas (tema XIII).
– Tratamiento transitorio de algunas disfunciones del marcapasos por sobredetección, así como diagnóstico y tratamiento de taquicardias mediadas por marcapasos (tema VII).
– Comprobar la captura ventricular en pacientes con ritmo intrínseco adecuado.

En estos pacientes, el electrocardiograma de superficie no mostrará complejos estimulados por ritmo basal superior a la frecuencia programada.

Imagen: Paciente portador de marcapasos con ritmo intrínseco adecuado por lo que el dispositivo no estimula (primera parte del trazado). Al poner un imán sobre el generador, el dispositivo comenzará a estimular a una frecuencia más elevada independientemente de la actividad intrínseca y podemos evaluar si hay captura.

  • Permite evaluar el estado de la batería de los dispositivos: Esta utilidad es poco empleada en la actualidad por el mayor acceso a los programadores. Debemos saber que cada compañía comercial responde con una frecuencia cardíaca determinada a la aplicación del imán. Además, como se aprecia en la imagen inferior, la frecuencia de estimulación es distinta si la batería está completa (BOL: Beginning of life) o en sus niveles inferiores (ERI: Elective replacement indication)